Patufets
Prueba con livekid
Comparta esta página:
Copiar enlace

¡LiveKid les ayuda a cuidar el medio ambiente, diciendo adiós al papel!

marzo 3, 2022 |
Joanna

Patufets es un centro de educación infantil situado entre las colinas pintorescas de Benitachell, Alicante. En Patufets no solo cuentan con unas vistas espectaculares y aire mediterráneo, pero también con un personal maravilloso, liderado por su directora, Patricia, que nos cuenta cómo ha empezado a trabajar recientemente con LiveKid.

En este artículo:

¿Cómo empieza la historia de Patufets?

Patufets nació en el año 2009, durante un período muy difícil, en plena crisis en España. Nos situamos en un pueblo muy pequeñito, Benitachell, pero que se encuentra rodeado por muchos pueblos grandes. Aquí había solo una escuela infantil, que además se iba a cerrar. Consideré que la demanda era alta, así que decidí intentarlo y abrir mi propio centro. 

Empezamos en un local muy pequeñito y con solo tres niños, pero en el año 2012 nos trasladamos a otro mucho más grande y renovado. Somos un centro oficial, subvencionado por la Generalitat Valenciana. ¡Estamos muy contentas porque este año Patufets cumple ya 13 años! A pesar de empezar en tiempos tan difíciles, nos ha ido muy bien y los padres están contentos con nuestro trabajo, por lo cual estoy muy feliz y agradecida.

Aprendizaje basado en las experiencias

A día de hoy, contamos con las aulas llenas. Además, tenemos lista de espera y sabemos que en septiembre ya vamos a empezar con el centro completo otra vez. Ahora también, gracias a las ayudas económicas del gobierno Valenciano, los padres se pueden permitir más traer a sus hijos a centros infantiles, donde hay personal titulado y especializado.

Intentamos que nuestro proyecto educativo sea siempre muy sensorial, es decir, que los niños aprendan sintiendo, oliendo, tocando, usando todos sus sentidos. Siempre nos adaptamos a las diferentes edades y períodos por los cuales están pasando los niños en ese momento.

Primer encuentro con LiveKid

Hasta principios del año 2020, usábamos solo la típica agenda de papel que rellenábamos a mano para cada uno de los padres. No solo nos llevaba muchísimo tiempo y trabajo, sino que también las agendas se perdían, se manchaban, se olvidaban, por lo cual constantemente teníamos que usar más papel. En aquel tiempo, nos planteamos reducir ese tráfico de papeleo y contratamos una agenda digital. Estábamos muy contentas, pero la agenda era muy básica y no nos ofrecía muchas funcionalidades. Por eso, el verano pasado contacté con LiveKid y durante la demostración del sistema, me han convencido que la aplicación me va a ahorrar un montón de trabajo, gracias a todas herramientas que tiene.

El proceso introductorio

A mí personalmente, en un principio, me costó un poco, pero siempre el equipo de LiveKid ha estado disponible para ayudarnos en cualquier momento a solucionar todas las dudas. Cuando no sabía hacer algo, en seguida recibía una solución rápida y sencilla. Es un trato muy personal y muy cercano. A día de hoy, ya sé perfectamente cómo manejarlo todo.

Informes personalizados y Modelo 233

Una de las ventajas más importantes de la aplicación para mí, es la automatización de muchos informes. En España tenemos que rellenar el Modelo 233 con todos los datos de cada niño y cada padre, recogiendo información de los gastos, bonificaciones y otra serie de datos que también me ocupa mucho tiempo. LiveKid nos ayuda a agilizar enormemente todo este papeleo. Ahora podemos volcar todos los datos de la aplicación apretando un botón y ya tenemos todos los informes listos. Estoy muy contenta con este cambio porque me ha quitado mucho trabajo que anteriormente tenía que hacer sola en una hoja de papel. Todo lo que se ha digitalizado en mi centro ha supuesto un ahorro de trabajo impresionante.

Reportes de ausencias y comidas

Durante la demostración del producto, me llamó mucho la atención la facilidad de todo lo relacionado con el tema de la facturación y la contabilidad. Ahora sé que cambiarme a LiveKid ha sido lo mejor que he podido hacer. En mi centro, anteriormente el comedor se cobraba en una tarifa plana a principios de mes. No obstante, con la pandemia decidimos modificar el sistema y cobrar sólo por los menús consumidos, para facilitar las cosas a los padres. Gracias a la aplicación pudimos hacer este cambio sin problema, ya que nos permite contabilizar todas las ausencias, los menús y los platos adicionales consumidos por cada uno de los niños. También es una comodidad para los propios padres, porque ya saben que nos pueden notificar una ausencia y de este modo nosotros no le cobramos el comedor. Al final del mes, es simplemente darle a un botón y automáticamente salen todas cuentas sumando la mensualidad por abonar. Esta función me ha facilitado mucho el trabajo.

Avisos inmediatos

Para las maestras lo mejor es el tiempo ahorrado. La cantidad de trabajo que les ha quitado la aplicación es enorme. Antes tenían que rellenar todo a mano. También era más complicado a la hora de, por ejemplo, pedir a los padres que traigan más pañales. Ahora lo marcamos directamente en la aplicación y la notificación les llega enseguida. Todo nos parece mucho más fácil.

Comunicación directa

Ahora todo va mucho más directo. Los padres ya no tienen que traer las agendas de papel, porque todo está en su móvil, que lo tienen siempre a mano. Nos pueden avisar de cualquier cosa, pueden ver directamente a qué hora se ha dormido su hijo o cuándo y qué ha comido. También compartimos con ellos las fotos de las actividades para que sepan qué aprenden los niños a diario.

Por otro lado, me gusta mucho la sección de “Comunicados”. Es donde tenemos publicados todos nuestros servicios, normas del centro y calendario de eventos. Sin duda, el contacto con las familias es mucho más fácil y la información no se pierde por el camino.

Clases en directo para mantener el contacto

Durante la pandemia, cuando nos confinaron a los alumnos de alguna de nuestras aulas, decidimos probar la opción de las clases en directo, para que su profesora pudiera seguir impartiendo las clases desde su casa. Nos gustó mucho porque podíamos seguir en contacto con los alumnos que no podían venir al centro. Durante este período, compartíamos con ellos las actividades que teníamos programadas para ese día, cantábamos juntos una canción de “buenos días”, saludábamos a todos ¡y los niños que estaban en casa se animaban mucho! Podían ver a sus compañeros, sentir que pensábamos mucho en ellos y que, además, no se habían perdido ese día de actividades.

Ahorro de tiempo y medio ambiente

Lo que más he notado después de un año con LiveKid ha sido el ahorro de tiempo tremendo que nos ha supuesto y tu tiempo es algo que no tiene precio. También estamos muy concienciadas con el medio ambiente y simplemente no queríamos gastar tanto papel todos los días. Ahora, toda nuestra información está en LiveKid.

Foto des Autors
Joanna
Marketing Specialist
Comparta esta página:
Copiar enlace

Lea también

Jarek, Izabela, Maria, Mateusz, Sonia